Palabra de Julio Viernes


"El Pop Art es popular, efímero, prescindible, barato, producido en serie, joven, ingenioso, sexy, divertido, glamuroso, un gran negocio". Richard Hamilton 1957.


Es la definición del arte pop de uno de sus practicantes que se puede leer en la pared del Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid, que desde junio, hasta el 14 de septiembre, alberga una fascinante muestra de lo que fue el arte pop en los años 50, 60 y 70.
Una descripción de lo pop válida pero discutible, quizá demasiado estándar, con la que sin duda no se identificarían algunos de los principales artífices del estilo como Tom Wesselman o James Rosenquist - ambos debidamente representados en la expo- que pensaban que las mayores tonterías sobre el Pop Art las habían dicho precisamente sus propios creadores (el segundo incluso llegó a decir que ellos no querían crear imágenes populares aunque se basaran en ellas).
Sin embargo, es en medio de esas dos visiones, la estándar y la radical, donde se mueve la exposición del Thyssen, y ahí está su mayor triunfo e interés. Una muestra que une el pop art por todos conocido (Andy Warhol, Roy Lichstenstein, Robert Indiana) al lado de “otro” pop art, más desconocido. El del Equipo Crónica, el de David Hockney, el del “Hombre Reflejado” de Allen Jones (arriba), o el de Eduardo Arroyo en su cuadro “José María Blanco amenazado por sus seguidores en el mismo Londres”. Un pop art menos evidente.
Todos los pop art en el Thyssen, más o menos, representando a un estilo que apelaba básicamente a la cotidianeidad, que podía basarse en la repetición (Warhol) o en el contraste (esos collages que revelan la urgencia y confusión del mundo moderno), que utilizaba elementos actuales y del pasado, para el que todo podía servir, que todo lo podía engullir y reciclar, para regurgitarlo en una nueva expresión.    
                                                                                                                                                   

No sólo es una visita obligada para los amantes del arte, sino para los seguidores de la expresión pop y de la música rock, puesto que son mundos afines, complementarios.
La presencia del mundo del rock en el pop-art se hace palpable en la presencia de los Beatles en cuadros de Richard Hamilton, el Elvis de  Warhol y un Mick Jagger metalizado. La relación entre ambos mundos es conocida y fuerte: Warhol hizo portadas para The Velvet Underground, Rolling Stones y John Cale, entre otros. Peter Blake construyó la portada de “Sgt Peppers”, y Hamilton materializó la vanguardista funda del doble blanco de los “4 Fabulosos” de Liverpool.
                                                                                                   Jesús Sanz M. View Larger

"El Pop Art es popular, efímero, prescindible, barato, producido en serie, joven, ingenioso, sexy, divertido, glamuroso, un gran negocio". Richard Hamilton 1957.

Es la definición del arte pop de uno de sus practicantes que se puede leer en la pared del Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid, que desde junio, hasta el 14 de septiembre, alberga una fascinante muestra de lo que fue el arte pop en los años 50, 60 y 70.

Una descripción de lo pop válida pero discutible, quizá demasiado estándar, con la que sin duda no se identificarían algunos de los principales artífices del estilo como Tom Wesselman o James Rosenquist - ambos debidamente representados en la expo- que pensaban que las mayores tonterías sobre el Pop Art las habían dicho precisamente sus propios creadores (el segundo incluso llegó a decir que ellos no querían crear imágenes populares aunque se basaran en ellas).

Sin embargo, es en medio de esas dos visiones, la estándar y la radical, donde se mueve la exposición del Thyssen, y ahí está su mayor triunfo e interés. Una muestra que une el pop art por todos conocido (Andy Warhol, Roy Lichstenstein, Robert Indiana) al lado de “otro” pop art, más desconocido. El del Equipo Crónica, el de David Hockney, el del “Hombre Reflejado” de Allen Jones (arriba), o el de Eduardo Arroyo en su cuadro “José María Blanco amenazado por sus seguidores en el mismo Londres”. Un pop art menos evidente.

Todos los pop art en el Thyssen, más o menos, representando a un estilo que apelaba básicamente a la cotidianeidad, que podía basarse en la repetición (Warhol) o en el contraste (esos collages que revelan la urgencia y confusión del mundo moderno), que utilizaba elementos actuales y del pasado, para el que todo podía servir, que todo lo podía engullir y reciclar, para regurgitarlo en una nueva expresión.    

  •                                                                                                                                                    image

No sólo es una visita obligada para los amantes del arte, sino para los seguidores de la expresión pop y de la música rock, puesto que son mundos afines, complementarios.

La presencia del mundo del rock en el pop-art se hace palpable en la presencia de los Beatles en cuadros de Richard Hamiltonel Elvis de  Warhol y un Mick Jagger metalizado. La relación entre ambos mundos es conocida y fuerte: Warhol hizo portadas para The Velvet Underground, Rolling Stones y John Cale, entre otros. Peter Blake construyó la portada de “Sgt Peppers”, y Hamilton materializó la vanguardista funda del doble blanco de los “4 Fabulosos” de Liverpool.

                                                                                                   Jesús Sanz M.


Una de las canciones raras de Them escondidas en singles. “Friday´s Child”, gran favorita. No desentonaría con “The Singer Not The Song” de los Rolling Stones.    http://www.youtube.com/watch?v=R_IdgmOoxmM

Como este “Mighty Like a Rose”, en una línea similar de folk & blues con la influencia de los Impressions y Bob Dylan:

http://www.youtube.com/watch?v=Qvg6CWQ5i8o

"You have drowned a thousand sorrows
all in one. And mixed with mugs, 
and millionaires, you have done.” 

Aquí unas muy buenas imágenes de Ellos en el Music Hall de France, 1965, haciendo “Mystic Eyes” y “Gloria”,  que raro y que bueno era Van Morrison.

http://www.youtube.com/watch?v=3Z3ITXYVPI0


Woods a vueltas con The ByrdsUna de las canciones de “With Light and With Love”, el último álbum del grupo folk-rock de Brooklyn. Este clip es una animación del organista del grupo, John Andrews, utilizando sketches del frontman, Jeremy Earl.

It´s the same old song (but i like it).


Barcelona Show (Carles Barba, 1967) from Carles Barba on Vimeo.

Una mirada a la Barcelona beat de los años 60 de Carles Barba, “Barcelona Show” de 1967.

La Cova del Drac, Joan Manuel Serrat, Tuset Street, Maria del Mar Bonet, Iranzo, Antoine, Runner Club, las increíbles imágenes beat de la Monumental (que más quisieran los “hipsters” de ahora), un bizarro happenning-misa negra donde uno de los oficiantes es Angel Casas, Tony Ronald, arte moderno, Pi De la Serra, Bocaccio…

Aquí explican muy bien quien es, largo aunque haga cortos, Carles Barba. Yo no lo voy a hacer mejor:   

http://mayansmayans.blogspot.com.es/2012/10/carles-barba-i-massague.html

Y aquí mas cortos suyos, “amateur” con muchas comillas. Recomiendo ver “Aspectes i Personatges de Barcelona” (1964). Imprescindible.

http://vimeo.com/search?q=carle+barba

                                                                                                J.V.


Imágenes del conflictivo Canet Rock 1978. Hubo de todo, problemas de organización, parte del público desquiciado que hasta tiró una lata a Nico que cortó su actuación a la mitad… Lo mejor del resumen viene al final con Bijou haciendo “Les Papillons Noirs”, unos imponentes Tequila (¿cómo no iban a triunfar?) dándole a “Buscando Problemas”, y Blondie despachando un convincente “In The Sun”. La pena es que no incluyeran nada de Ultravox! 

                                                                                                 Paje.